images (3)

La energía nos cuesta cada vez más. De 2008 a 2015, el precio de la electricidad para consumo doméstico ha subido un 47%. Y todo apunta a que la tendencia se mantendrá. ¿Hay algo que podamos hacer? ¿Es posible ahorrar energía y dinero sin renunciar al confort? Sí. Pruebe a seguir estos consejos:…

1.- Ajustar la potencia contratada.

Buena parte de lo que pagas en tu factura es la potencia contratada:cada 1,15 Kw de potencia suponen casi 50 euros al año. Por eso es fundamental controlar cuánta potencia contratas.

Si en tu casa nunca han «saltado los plomos» ni siquiera cuando pones a la vez la lavadora, el horno, el lavavajillas… Puede ser que tengas margen para contratar menos potencia de la que estás pagando.

2.- Mejore el aislamiento de la vivienda

La mitad del consumo energético se debe a la calefacción. Si reforma la vivienda, instale un buen aislamiento en las paredes exteriores (y en los techos si es la última planta) y sustituya sus ventanas viejas por otras de vidrio doble bajo emisivo y marcos de PVC. Aunque la inversión sea algo elevada, la amortizará en pocos años. Le será rentable.

3.- Aísle y selle las cajas de las persianas

Hágalo introduciendo en su interior láminas finas de corcho, espuma autoadhesiva, poliespán o cualquier otro material aislante y pegándolas a las paredes. Evitará la fuga de calor y las infiltraciones de aire frío directo de la calle (y viceversa en verano).

qué es_2
4.- Selle puertas y ventanas.

Localice las rendijas, que normalmente se encuentran en la parte inferior de la puerta de entrada y en los contornos de las ventanas, e instale burletes, son tiras de caucho, espuma o silicona autoadhesivas.

5.- Sustituya las bombillas incandescentes y halógenos por LED. (en este consejo es donde verá el mayor ahorro)

Ahorrará entre el 80 y el 90% del consumo eléctrico en iluminación. Además, la vida útil de los LED es muy superior (30 veces más que las primeras y 15 veces más que las segundas), el encendido es inmediato y suelen estar garantizados.

6.- Usar con inteligencia los electrodomésticos

Elige los programas que funcionan a temperaturas bajas (al calentar el agua es cuando más consumen).

  • Lavadora: temperaturas entre 40ºC y 60ºC implican un ahorro del40% en luz.
  • Lavavajillas: los programas Eco funcionan a unos 50ºC.

1739620

 

7.- Colores de tus paredes claros 

Pinta las paredes de tu casa de colores claros , porque reflejan más la luz y necesitarás encender la luz más tarde, cuando el ocaso esté más avanzado.

8.- Gastar menos en calefacción

Una temperatura en casa de 19ºC a 21ºC es razonable. Por la noche es mejor que en los dormitorios baje un poco: entre 15ºC y 17ºC.

  • Cada grado de más supone un incremento del 7% en el consumo.
  • Un buen mantenimiento de la caldera puede ahorrarte hasta un 15% al año.
  • Los radiadores deben estar limpios y sin muebles que los tapen (dificulta la difusión del aire caliente).
  • Los radiadores tienen que purgarse al comienzo de la temporada, en otoño, para que no tengan aire dentro (dificulta la transmisión de calor desde el agua al aire exterior).

9.- Revisa la tarifa

OCU conoce al detalle lo que ofrece el mercado y te ayuda a elegir la tarifa que más te conviene:

Una tarifa con Discriminación Horaria puede ser una gran manera de ahorrar. Te interesa si eres capaz de concentrar al menos el 30% de la luz que consumes en horario valle (desde las 22 horas hasta las 12; desde las 23 a las 13 en verano).

El precio en hora valle es alrededor de un 47% más bajo que la tarifa normal, mientras que el precio en hora punta es un 20% más alto.

Por cada 5% de tu consumo que lleves al horario valle, ahorrarás casi un 3% más en la factura.

10.- NO abra el horno para echarle una ojeada durante el horneado.

Cada vez que se abre, la temperatura baja de 50 ° F a 25° F requiriendo de más energía para que la temperatura regrese al punto adecuado.  Use un termómetro para carne a la hora de rostizar.  Ayudará a evitar abrir el horno.

 

images (2)